Si buscas un despacho de abogados en Bilbao con experiencia en seguridad vial debes saber que hay situaciones en las que el alcohol ha sido la causa de terribles sucesos de circulación, con dolorosas consecuencias para los afectados.

En esos casos, y en otros menos graves, se hará necesario contar con un despacho de abogados en Bilbao con letrados especializados en alcoholemia. Como meros ciudadanos que somos pero experto en la materia, queremos reflejar en este artículo que nunca debes conducir con una tasa de alcoholemia superior a la permitida. Todavía más: nunca deberías conducir si has probado una sola gota de alcohol.

A efectos legales, debes saber que estás obligado a pasar un control de alcoholemia siempre que la autoridad te lo pida, ya sea de manera aleatoria, después de haber cometido una infracción o tras sufrir un accidente. Negarte te acarreará consecuencias negativas: los agentes pueden arrestarte y, en tal caso, pasarás la noche en el calabozo y te verás imputado en los delitos comprendidos en el artículo 383 del Código Penal, los cuales acarrean penas de prisión de entre seis meses y un año.

Evidentemente, si has sufrido un accidente, el protocolo aplicable incluye la realización a todos los afectados de una prueba de alcoholemia. Si das positivo, más allá de las sanciones legales y penales derivadas, tu seguro abonará en un primer momento los gastos derivados por tu actuación en el suceso, pero después te los reclamará... y le asiste todo el derecho para recuperarlos.

Recuerda, además, que tras el control inicial, pasados unos diez minutos, te será realizada una prueba de contraste y, si continúas superando la tasa permitida, serás llevado al Juzgado de Guardia para un juicio rápido, salvo que las consecuencias derivadas del accidente requieran otro procedimiento.

Si, en cualquier momento de este proceso, requieres la colaboración profesional de un servicio jurídico especializado y de confianza, cuenta con nosotros. En Iñigo Lartitegui Sebastián te ofrecemos asistencia las 24 horas.