Un Juzgado de lo Penal de Bilbao absuelve al acusado de conducir sin carne de conducir, al no haberse demostrado por parte de quien acusa que efectivamente en el momento del control policial estaba conduciendo, lo que significa que caso de no apreciarse que el vehículo estaba en marcha, en circulación, ha de procederse a la libre absolución.

Publicado: 6 de Noviembre de 2013