Publicado: 17 de Octubre de 2017

El abogado penalista, como especialista en una rama del Derecho, cual es la defensa del ciudadano que es acusado de un delito bien por el Ministerio Fiscal bien por cualquier ciudadano que se siente perjudicado, debe además de conocer perfectamente toda la legislación aplicable, es imprescindible que sea un valiente en la defensa de los derechos que legalmente tiene reconocido todo acusado.La defensa deberá desplegarse sin temor de ninguna clase, de modo profesional, al margen de toda influencia, porque sencillamente a cualquier persona le gusta y debe de exigir que la defensa sea total y absoluta, con rigor pero sin reparos, para lo que debe el abogado reunir unas condiciones aptas con tal fin como son la valentía, el rigor, la  seriedad, debiendose hacer respetar.Quizás aquella frase de que " a toda persona le gusta que le defiendan ", frase que encaja plenamente en los Derechos que el acusado tiene reconocidos legalmente , sea cual sea el delito, porque no puede olvidarse que frente a cualquier acusación, ésta deberá ser probada de forma plena, sin fisuras, aportando al procedimiento los pruebas y haciéndolo además de forma válida en el proceso penal, y es que de otro modo y ante cualquier duda hará que la balanza se incline siempre en favor del acusado. La valentía del abogado no está reñida en modo alguno con toda norma deontológica del abogado, muy al contrario si aquella se materializa con estilo y profesionalidad, lo que hará que el abogado sea admirado además de respetado .