El Juzgado encargado de la ejecutoria penal estima el recurso de la defensa y acuerda sustituir la pena privativa de libertad por la también pena de multa en un delito de quebrantamiento de condena cuyo origen fué un delito de violencia sobre la mujer. Se impone finalmente una pena de multa que evita el ingreso en prisión del penado, dandose así la razón al abogado defensor.

Publicado: 6 de Noviembre de 2013