Publicado: 16 de Abril de 2014 a las 08:49

Un Tribunal de Bilbao absuelve al acusado del delito por el que venia siendo acusado tanto por el Ministerio Fiscal como por la acusación particular dado que ante versiones contradictorias, y la existencia de pruebas de cargo, las mismas no son suficientes para desvirturar la presunción de inocencia tal y como ha venido sosteniendo la defensa.