La persona denunciante tiene la obligación de decir verdad desde el mismo momento que interpone la denuncia, porque sino lo hace así podría incurrir en delito de denuncia falsa.Su testimonio para que sirva como prueba incriminatoria debe ser mantenido sin titubeos de forma persistente, porque cualquier cambio que realice sólo podrá beneficiar al acusado. De manera que, corresponde al letrado defensor someter a contradicción a quien denuncia,y hacerlo de forma inteligente .Cuando quien denuncia no dice lo mismo en sucesivas declaraciones sumariales / declaración como perjudicada, o en la vista oral /, corresponderá al abogado defensor llamar la atención del juzgador para que su convicción judicial no sea de culpabilidad. Es cierto que el hecho denunciado en comisaria puede sin lugar a dudas ser ampliado más adelante en su siguiente declaración como perjudicada presente el Juez Instructor, pero cualquier cambio que realice modificando el hecho  denunciado será aprovechado por la defensa para desacreditar su testimonio.Si los cambios afectan a lo sustancial del hecho denunciado, la versión de la denunciante se tornará en inverosímil, y le perjudicará. Esto será aún mayor cuando además de denunciante sea parte acusadora, porque su testimonio podría ser interesado, o moverse por móviles espurios . Esta sentencia analiza todo lo argumentado por el abogado penalista defensor y estima su pretensión, dando lugar a una sentencia totalmente favorable al acusado.

Descargar archivos

Publicado: 5 de Diciembre de 2017 a las 10:01